miércoles, 20 de noviembre de 2013

Eres un triste

El caso es que he decidido recuperar a Pablo, aunque todavía me pregunto si por necesidad o aburrimiento. La respuesta es igualmente deprimente en ambos casos, así que volvamos al tema en cuestión. Como Pablo me asegura que ha venido para quedarse (al menos por un tiempo indeterminado), he creado una sección en su honor denominada: "charlas con Pablo". Sirva este como primer extracto experimental:

Era pronto por la mañana, recién abierta la tienda, y andaba yo sumido en la lectura del periódico del día. Entonces oigo su cantinela:

Pablo: Eres como esa clase de payasos tristes.
Yo: Qué quieres decir.
Pablo: Sí, pero no me entiendas mal. No esa clase de payasos con la obligación moral de hacer reír a los demás pese a sentir una terrible tempestad en su interior. Más bien eres como un payaso trasnochado, un cuentista de bar al que todos escuchan condescendientes y por educación. Además tienes una virtud extraña, por llamarla de alguna manera. Cuando explicas tus milongas (irregularmente divertidas la mayoría) y una vez creada cierta expectación en tus lectores por saber en qué derivará el asunto, concluyes de forma anticlimática. Sin atisbo de comicidad o enseñanza alguna.
Yo: Nunca me planteé sonar cómico, de todas maneras.
Pablo: A quién pretendes engañar.
Yo: A mí, esto siempre trata sobre mí. Escribir por aquí o por Twitter es más una liberación que otra cosa.
Pablo: Permíteme una analogía fácil: escribir es tu alcohol particular.
Yo: Muchas cosas te estoy permitiendo ya. Cierto es que me deshinibe.
Pablo: Pero hay muchos tipos de alcohol.
Yo: Creo que estás llevando la metáfora demasiado lejos.
Pablo: El tuyo es garrafón.
Yo: Lo vi venir.

4 comentarios:

  1. Eres "DEMASIADO"... para crear, conservar y recuperar amigos imaginarios... Humilde opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento disfruto más con los imaginarios. Pero quién sabe.

      Eliminar
  2. ¡Cuida mucho a ese Pablo...! Los Pablos tiene un algo especial.
    Yo tengo a uno, y lo cuido como que me va la vida en ello.
    También tengo yo en mi vetusto (y criando musgo) blog, un "Anecdotario de Pablo": http://utopazzo.blogspot.com.es/p/anecdotario-de-pablo.html

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que leo tu Pablo es mucho más especial que el mío, además de tangible. Cuídalo como se merece ;)

      Eliminar